¿Conoces la diferencia entre Coaching y Mentoring?

30/01/2019
COMPARTIR

¿Conoces la diferencia entre Coaching y Mentoring?

Entrepreneur nos comparte otra excelente columna, esta vez demostrando los puntos que distinguen el Mentoring del Coaching empresarial, y por qué es importante diferenciarlos para poder agilizar más el desarrollo de las personas.

Cuando las empresas hablan de desarrollo de liderazgo, palabras como "Coaching" y "Mentoring" salen a discusión. No sólo eso, sino que los términos se usan indistintamente. Por lo tanto, la mayoría de los oyentes asumen que significan lo mismo o que son muy parecidos. 

Ciertamente, a primera vista, parecen ser la misma cosa: después de todo, ambas involucran a una figura de autoridad, con experiencia que ayuda a guiar a un líder hacia el éxito. Suena a ser lo mismo, ¿verdad? Bueno, no lo es. Entonces, ¿cuál es la diferencia, y por qué debería importarnos?

Te explicamos lo que que realmente significa "Mentoring" y "Coaching”, y por qué ambos son importantes para el desarrollo del liderazgo:

Los Mentores usan su propia experiencia.

El Mentoring se basa más en las relaciones que en el desempeño: El Mentor comparte sus propias experiencias personales, percepciones y conocimientos con los Mentoreados. El Mentoring no se centra en habilidades y acciones específicas para mejorarlas, sino más bien en el desarrollo general.

Por otro lado, los Mentoreados también pueden compartir sus experiencias con los Mentores. Pueden pedirles consejos, desahogarse, comunicar nuevas ideas y mucho más. De esta manera, se da un aprendizaje bidireccional, tanto para el Mentor como para el Mentoreado. 

Las relaciones son importantes en el desarrollo.

Aunque los Mentores no conducen a los líderes a la acción inmediata y al cambio, siguen siendo una parte importante del desarrollo de liderazgo. Los nuevos líderes necesitan esa mano que los guíe, que les ayude a crecer y convertirse en mejores profesionales.

Después de todo, el 61 por ciento de los más de 7.000 millennials encuestados por Deloitte en el año 2018 dijeron que tener a alguien a quien recurrir para pedir consejo y ayuda para desarrollar sus habilidades. Es más, los que dijeron que planeaban quedarse con su empleador por más de cinco años, el 50% tenía un Mentor dentro de la organización.

El Mentoring es fundamental para mantener a los líderes comprometidos con su trabajo y esforzarse por ser mejores.

Los Coaches se centran en la acción.

Mientras que el Mentoring proviene de la experiencia del Mentor, el Coaching hace lo contrario: proviene de la experiencia de aquellos que están siendo parte del proceso de Coaching. Los Mentores comparten sus experiencias, pero los Coaches animan a los líderes a reflexionar sobre sus experiencias y sacar sus propias conclusiones mediante preguntas. 

Por ejemplo, un Mentor le podría indicar lo que él o ella piensa que un Mentoreado podría haber hecho mejor, mientras que un Coach le preguntará al individuo qué podría mejorar y cómo hacerlo. El Coaching es más activo y requiere que los líderes piensen no sólo en mejorar, sino también en cómo crear un plan de acción.

La reflexión hace mejores líderes.

Cuando a los líderes se les dice lo que necesitan cambiar o cómo deberían haber manejado una situación, típicamente estarán de acuerdo en hacerlo mejor la próxima vez. Pero los Coaches se aseguran de que no sean solo promesas vacías, sino planes de acción.

El Coaching empuja a los profesionales a establecer un plan específico de mejora para que puedan seguir adelante y realmente cambiar su comportamiento y mejorar sus habilidades. El Coaching requiere que los líderes saquen sus propias conclusiones y desarrollen soluciones. Esa estrategia aparentemente funciona: Un estudio de 2015 de Harvard Business School encontró que los participantes que participaban en un estudio que consistía en la realización de un proyecto conformado por dos grupos, a los que se les pidió que se detuvieran y reflexionaran sobre una tarea que acababan de realizar mejoraron a un ritmo mayor que los participantes que simplemente practicaban la tarea sin parar.

Los líderes necesitan a alguien que les enseñe a pensar por sí mismos, que les haga responsables de sus acciones y del desarrollo de sus habilidades.

Ambos son importantes e incluso complementarios.

Sólo porque son diferentes, uno no es necesariamente mejor que el otro - tanto el Mentoring como el Coaching son partes importantes del desarrollo y podrían complementarse.

Los consejos externos y las ideas de un Mentor pueden ayudar a los líderes a ver nuevas formas de proceder y aprender de la experiencia de los demás. La oportunidad de reflexionar sobre sus propias experiencias y obtener ayuda para establecer planes específicos de mejora ayuda a esos mismos líderes a mejorar sus habilidades.

Esta publicación fue originalmente publicada por Entrepreneur.



COMPARTIR